viernes, 27 de enero de 2017

DONDE DIJE DIGO, DEBÍ DECIR DIEGO



Donde dije digo.....va a resultar que debí de decir diego.

Un día, hace poco, hice una compra de supermercado a través de una página llamada DelSuper, esta ofrece hacerte la compra y llevártela a casa por el módico precio de 5,80 euros, EN UNA HORA DESDE QUE HACES EL PEDIDO ¡Oye que bien, me dije! Con esto le proporcionas trabajo a alguna persona desocupada y te despreocupas de tener que ir tú a hacer la compra, o de hacerla directamente on line al supermercado y luego esperar media mañana o toda la tarde al repartidor.

El caso es que el chico, supereducado y amable, que me trajo la compra, exactamente lo que yo había pedido, no traía el ticket. Pensé que se le había olvidado entregármelo, así que me puse en contacto con la pagina y me dijeron que, si quería, me mandaban una factura ¿Una factura? ¿El ticket no? Eso me resultó extraño, pero siempre bien pensada creí que lo necesitarían para sus facturaciones o algo así. El caso es que no me gustó mucho no disponer del ticket porque, si algún producto no venía en condiciones, no tendría yo con que ir a reclamar al supermercado. En fin, lo dejé estar.

Bien, pues hace dos días intenté hacer otra vez la compra a través de esta página. No lo hice porque la entrega en la hora prometida desde que haces el pedido ya no era tal, ya era al día siguiente, y para ese viaje no necesitaba yo unas alforjas. Pero en principio hice el pedido que al final no llegué a formalizar, y algo me llamó poderosamente la atención, fue al pedir el café, el que compro siempre y del que me sé el precio perfectamente, lo ponían unos céntimos más caro del precio que tiene en la tienda.

Pues con este run-run  me fui ayer al supermercado, el mismo en el que intenté hacer la compra on line desde esa página y donde puedes encontrar un enlace que ofrece 5000 productos, casi todos de la marca del propio supermercado, e hice la compra prevista. Después me vine directa al ordenador con el ticket en la mano y comprobé uno por uno, en la pagina ya mencionada, cada producto adquirido y ¡Oh sorpresa! Todos y cada uno de los elementos que había comprado estaban entre 20 y 50 céntimos más caros que los precios de venta que tienen en el establecimiento, cosa que no advierten en la pagina en cuestión, con lo cual en una compra mediana te “meten” unos 6 o 7 euros de rondón, amén de los 5.80 del servicio y el euro o dos que le des a la persona que te lo trae.

Total que sumando unas cosas y otras te sale a casi 15 euros la broma.


Lo dicho, que donde dije digo, debí haber dicho diego.

lunes, 16 de enero de 2017

NI LOS BUENOS SON TAN BUENOS, NI LOS MALOS SON TAN MALOS


Reflexión de una tarde de domingo, Valium mediante para solucionar una jodidisima contractura del Trapecio derecho que me tiene baldada. A lo que iba, y so pena de pasar por poco feminista, algunas incluso dirían que machista (pero nada más lejos de la realidad) expongo la susodicha reflexión.

Supongamos que, hipotéticamente (aunque hipotéticamente también podría ser un caso verídico) conocemos a una “pobre mujer” que va por la vida, durante años, quejándose, de sufridora, de pobre víctima de un “horrendo hombre” que pasa de ella, que la engaña, que vive su vida, que la deja sola con varios niños problemáticos, que tiene una insufrible familia política que la odia, que tal, que cual, que pascual. Y con esta triste cantinela que, a base de repetirla, va calando en su entorno (porque, en realidad, nadie conoce al horrible hombre que tan mal la trata) se va granjeando el favor y la empatía de la gente que la rodea. Con ello gana también muchas prebendas, explotando la solidaridad que va despertando, a base de victimizarse.

La cosa va a mayores e incluso se separan, se vuelven a unir, se vuelven a separar, y llega el momento en que el terrible macho que la degrada acaba dejándola, se va con otra, la abandona ¡Que canalla el tío! ¿Verdad? ¡No se puede ser mas perro, ni más malo!

Pero ¡ay amiguitos y amiguitas! con el paso del tiempo vas calando el melón, y vas viendo la verdadera cara, la fea cara, de la “pobre mujer” maltratada, machacada, víctima del verdugo que la atropella, la sojuzga y la denigra ¡ay, ay, ay! Poco a poco, detalle a detalle, vas descubriendo a una persona manipuladora, egoísta, prepotente, cínica, soberbia, suave como la seda, hipócrita, taimada, mala, en el más puro sentido de la palabra mala, un autentico lobo con piel de corderito inocente.

El curioso observador, que por meras circunstancias de la vida, y no por elección, tenga que sufrir una cierta convivencia con semejante espécimen,  va viendo día tras día, situación tras situación, como va asomando la patita el lobo dañino que se esconde bajo la capa de dulce lanita sedosa, va viendo esas respuestas inesperadas en una “pobre mujer” a la que un macho indecente ha tratado mal.

El observador va descubriendo (a base de sufrirlo en sus propias carnes también) en la “pobre victima” y con inmensa sorpresa, unas incomprensibles salidas de tono, un trato denigrante a los inferiores en cuanto se presenta la oportunidad, una innecesaria ferocidad en situaciones anodinas, un escarbar tratando de sacar mierda en donde no la hay para tirarla en la cara de quien se le enfrente, un cinismo gigantesco, un carácter caprichoso, una imposibilidad de soportar la frustración, un querer salirse con la suya siempre, un reescribir la historia a su mayor gloria y provecho, un negar las evidencias mintiendo descaradamente. A una persona muy peligrosa en suma.

A esto hay que añadir un egoísmo supino, el ver como esta pobre “victima” disfruta de la vida dedicando la mayor parte de su tiempo a su cuidado corporal, a su ocio, a sus pasatiempos, a su disfrute personal dejando muy de lado esa tan cacareada responsabilidad materna que tan a gala grita a los cuatro vientos. Cuando ves que abandona a sus retoños horas y horas, noches enteras, sin un adulto que los cuide, cuando los ves con aspecto poco cuidado, con ropas raídas, con esa escasa educación, acabas pensando y replanteándote tus primeras impresiones, inducidas por la “victima”.

Imaginad, además, que “la pobrecita” insta a sus hijos a grabar las conversaciones que tiene con el padre de estas pobres criaturas, que los instruye para que, una vez  ha sacado de quicio al “horrible hombre” que la maltrata y lo ha puesto en el disparadero (disciplina en la que la “victima” es maestra) graben las discusiones donde ella permanecerá tranquila y sosegada, mientras el otro está a punto de reventar, punto al que ella lo ha conducido magistralmente. Imaginad, que incluso, llega al culmen de la manipulación al poner a sus hijos en contra de su progenitor, que llega a denunciarlo y a llevar a los niños a declarar en su contra, haciéndolos pasar por este amargo trago.

Llego a la triste conclusión de que algunas cosas son como son, y no como parecen ser, porque algunas veces ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos.

Y aquí viene la reflexión ¿Quién ha sufrido maltrato en esta pareja? ¿Como debemos de llamar a esta situación? ¿Es violencia de genero?


Se admiten comentarios sobre el hipotético caso.

viernes, 13 de enero de 2017

ES PARA TI ¡SI, PARA TI! ¡LEE CON ATENCIÓN!


Hola ¿Cómo estás?  ¡Sí, a ti! es a ti, a ti que te gusta asomarte a Google, a Facebook o a mi blog y  seguirme para buscar, escarbar y olisquear como un perro de presa.

A ti que, sin motivo ni razón, te ha dado por insultarme y perseguirme, por ir contra mí, cuando yo siempre he intentado ayudarte, sin tener ninguna obligación de hacerlo, simplemente por  querer ser una buena compañera.

¿Te acuerdas cuando trabajaste en mi servicio? ¿Te acuerdas que no soportabas a tu compañera? ¿Quién te ponía los subtítulos en la televisión? ¿Quién te avisaba de tus timbres? ¿Quién le decía a tu compañera que tuviera en cuenta tu problema? ¡Yo!

Luego decidiste irte, otra vez irte, a otro servicio ¿A cuanta gente has desplazado en tu periplo hasta poner el huevo donde ahora estás?  ¡A mucha gente!  Has ido buscando lo mejor para ti ¿verdad? Entonces tú sí puedes ir de un sitio a otro hasta conseguir estar a gusto, pero yo no ¿Por qué has decidido que yo no puedo?

En mi servicio cambian las condiciones de trabajo, y yo no quiero las nuevas (igual que a ti te pasó en su día), por tanto debo irme de un sitio donde trabajo a gusto a otro que desconozco, pero que reúne mis actuales condiciones laborales ¿Crees que para mí es un plato de gusto? ¡No lo es! en absoluto lo es. Cambiar a ciertas edades es, cuanto menos, preocupante.

¿Tengo yo la culpa de que tu compañera estuviera en un sitio que según la normativa no le correspondía?  A mí me desplazan obligatoriamente, y yo busco lo mejor para mí, si resulta que ese “lo mejor para mí” es el puesto de quien esta indebidamente en un lugar que no le corresponde, no es culpa mía, será culpa de quien sea que la haya situado allí, y de ella misma que sabe que esta donde no debe estar.

No contentan con bajar a mi puesto de trabajo, sin haberte llamado nadie y a meterte en asuntos que no son de tu incumbencia, a increparme, acusarme, tratar de hacerme sentir culpable por pedir lo que me corresponde por normativa, decirme que la persona a la que desplazo (que se va a otro servicio, no que se queda en el paro) tiene obligaciones familiares ¿acaso yo no las tengo? y decirme a voces por los pasillos que “soy una mala persona y una mala compañera”  (motivo por el cual te puse un parte, parte que por otro lado de momento he dejado parado) te vas a hablar con instancias superiores para pedir que, ya que la compañera se debe de ir por estar en un sitio que no le corresponde, que vaya otra persona que no sea yo.

Esa compañera que has pedido que vaya en mi lugar, desconocía por completo lo que está pasando, está muy a gusto en su servicio, y no le ha resultado agradable ni le ha gustado un pelo que usen su nombre sin su consentimiento para una jugada tan cochina. Es más, tengo noticias de que se ha enfadado bastante cuando la han llamado para preguntarle que qué pito tocaba en esta sinfonía, y a ti te ha puesto en tu sitio ¡Es natural! lo que haría cualquier persona con dos dedos de frente.

Ahora yo me pregunto ¿todo este lío lo has montado tu sola? ¿tú das para esto? ¿este huevo es de esta gallina? Sinceramente ¡lo dudo mucho! Más bien creo que eres la portavoz de inquietudes ajenas, lo que en mi pueblo llaman la “tonta útil” la voz de su amo, la mensajera que al final acaba pagando los trastos rotos, porque ¿tú te has preguntado las connotaciones de lo que estás haciendo, y las consecuencias que te pueden traer este tipo de actuaciones? ¿sabes que esto tiene un nombre en el código penal?  ¿sabes que puede estar tipificado como mobbing y puede ser constitutivo de delito? Dudo mucho que ni siquiera hayas pensado en ello.

Y ahora, por último, métete la mano en el corazón, ponte en mis zapatos  y piensa que eres tú la que se tiene que ir obligatoriamente del servicio en donde esta muy a gusto, y que la alternativa a no desplazar a otra persona  (que es a la que por normativa le toca irse a su servicio, en el que debería haber estado siempre, sí o sí) es irte a otro edificio del complejo donde trabajamos, sitios que nadie quiere ¿lo harías?  ¿o más bien tratarías de luchar, como has hecho ya muchas veces, por conseguir el sitio que te guste? ¡Ojo! Que digo el que te guste, en mi caso además es el que por normativa me corresponde.

Reflexiona un poquito, y deja ya de estar metida en ese caldero donde os estáis cociendo en vuestro propio caldo, yo no quiero hacer daño a nadie y busco, como cualquiera buscaría, lo mejor para mí, que soy buena persona, pero no aspiro a ser santa.

Con todo esto te informo, pasa la información o pasa todo el artículo a quien te manda, que mi intención es ir por las buenas, sin mirar atrás, y espero encontrar lo mismo cuando llegue.

Voy en son de paz, no quiero guerras, pero también te digo que si hay que ir a la guerra, se va.  Y para tu información te digo que no hay enemigo pequeño.

¡Tú misma!


Feliz año.

sábado, 10 de diciembre de 2016

A PROPÓSITO DE NADIA



Está de rabiosa actualidad el tema de Nadia Nerea, la niña con tricotiodistrofia, un nombre raro para una enfermedad rara.

Todo lo acontecido me ha hecho reflexionar sobre algo que ya sabemos las personas que dedicamos nuestra vida a cuidar la salud de otros, y cuando oímos que alguien esta recaudando fondos para tratamientos en lugares lejanos, se nos ponen las orejas de punta.

Cualquier sanitario de España sabe que no hay tratamientos en el extranjero que no se hagan aquí, porque hoy día los avances técnicos, terapéuticos, los procedimientos, técnicas, etc. que se descubren en un país son rápidamente compartidos por las comunidades científicas, y en cuanto son validados se aplican en el mundo entero.

Hablando de enfermedades raras es cierto que casi ninguna tiene tratamiento que no sea el meramente sintomático, es decir tratar los síntomas simplemente y no el cuadro en su conjunto.  Obsérvese que no digo cura, digo tratamiento, y no lo hay porque las multinacionales farmacéuticas no ven negocio en investigar sobre dolencias que padece el 0.000001% de la población, no es rentable gastar un dineral en encontrar métodos paliativos para un sector tan pequeño, tardarían siglos en recuperar su inversión. Esto se debe a que las farmacéuticas no buscan nunca la cura de ninguna enfermedad crónica, buscan tratamientos que mitiguen y mejoren las dolencias que es donde está el negocio, en la venta de medicamentos.

¿Alguien se imagina que una multinacional de alimentación descubriera un superalimento, que con consumirlo una vez al año ya estuvieran las necesidades nutricionales  humanas cubiertas?  Si por casualidad lo descubrieran lo quemarían y enterrarían las cenizas en un pozo cerca del centro de la tierra. Ese descubrimiento les arruinaría el negocio.

 La Diabetes por ejemplo ¡Menudo negociazo! Entre el aparato para medir la glucosa, las tiras reactivas, las lancetas, la insulina, los bolígrafos para administrarla, las pastillas, etc. una billonada ganan las farmacéuticas manteniendo a los diabéticos del mundo en cifras más o menos normales de glucemia ¿Van a investigar cualquier cosa que cure esa enfermedad? ¡Ni de coña!

Nadia tiene una enfermedad rara que en modo alguno pone en riesgo su vida a corto plazo, como aseguraba el padre. Lo inexplicable es que los medios de comunicación no buscaran asesoramiento profesional antes de darle bombo y platillo a esos padres penosos que buscaban un año de vida más para su hija.

Es verdad que de cuando en cuando nos encontramos con casos donde recaudan dinero para determinados tratamientos para algún enfermo, sobre todo niños, y es verdad también que la mayoría de los padres que se esfuerzan de este modo buscan la curación en métodos más que dudosos, y que en definitiva no dejan de ser sacacuartos. Pero hay otra verdad, y es que unos padres en esa situación se agarran a un clavo ardiendo aunque se queden sin manos. De estas enfermedades excluyo los procesos quirúrgicos, porque hay determinadas técnicas en cirugía que son muy bien manejadas en algún hospital puntualmente, y se realizan con muchas más garantías en aquellos sitios donde ya tienen una larga experiencia en ejecutarlos.

Yo personalmente, por mi profesión, conozco casos donde se han recaudado fondos para este tipo de cosas, y si bien es cierto que la mayoría se los gastan inútilmente en encontrar lo inexistente (acaban volviendo al hospital peor de lo que se fueron) cierto es también que hay por ahí mucho caradura, mas de los que podríamos creer, del estilo del padre de Nadia, que con el cuento del niño enfermo se lucran, pero bien, y viven a cuerpo de rey sin dar palo al agua, para ello no dudan en hacer sufrir a sus hijos las penas del infierno, para mantenerlos con vida a como dé lugar y que no se les acabe el chollo.

Por eso cuando veo a un tipo como el padre de Nadia se me pone  los orejas de punta y digo ¡aquí hay tomate!

Este es el motivo por el que nunca colaboro en esas recogidas de dinero cuando son para tratamientos milagrosos, sin embargo hay otro tipo de recaudación, es aquella con la que se consiguen fondos para investigación, hay sí que colaboro, porque sé que el dinero va a un laboratorio donde se buscan soluciones a esas enfermedades raras, en esos casos sí que merece la pena demostrar toda la solidaridad posible.

Solidarios sí, tontos no.

sábado, 3 de diciembre de 2016

UN INVENTO GENIAL

Debo entonar un mea culpa y reconocer que aparte de utilizar internet para facebook, mi blog y san google bendito, he odiado y despotricado de las nuevas tecnologías que trituraban puestos de trabajo.

Sin embargo los seres humanos somos sorprendente y de lo malo sacamos virtud.  

Siempre me he negado a pagar por internet cualquier compra, hasta que descubrí una tarjeta prepago desligada de mis cuentas habituales, pero que podía recargar con determinadas cantidades si necesitaba pagar alguna compra on line , que es ya el signo de los tiempos y hay que modernizarse o morirse de asco, y eso hice, hacerme la tarjeta.

Hoy he descubierto en facebook un servicio on line genial, se llama DelSuper, te hacen la compra y te la llevan a casa en una hora ¡una hora! justita. Tú haces el pedido del DIA, Mercadona, Hipercor, LIDL, Carrefour a su página y alguien va y compra por ti, te lo traen a casa y se ganan sus cinco euros por el trabajo.

Ha venido un chico supereducado y muy amable con mis mandados a la hora convenida. Genial y el pedido clavado.

https://www.delsuper.es/

https://www.facebook.com/DelSuper.es/?fref=ts


No estoy haciendo publicidad, pero hay que reconocer el trabajo bien hecho, y premiar la inventiva de las personas para ganarse la vida.


¡Lo recomiendo!

martes, 4 de octubre de 2016

Y AHORA, A SUTURAR CON FINURA


Se ejecutó el plan milimétricamente elaborado, medido, calibrado para ser certero y sin posibilidad alguna de fallo.

 Quienes no estábamos al tanto de los movimientos, aunque esperando alguna oscilación que se podía oler en el ambiente  -habría que sufrir un despiste extremo para no haberlo percibido-  nunca jamás osamos pensar en un terremoto de semejante magnitud, tan destructor,  tan devastador que nos ha sumido a los militantes, los que sentimos y amamos al partido,  en la más penosa desolación.

Cuantos malos ratos se habrían evitado con un dialogo serio y comedido, exponiendo una y otra parte sus puntos de vista, usar en beneficio de nuestro partido el mayor y mejor activo socialista, LA PALABRA, dialogar, dialogar y dialogar hasta la extenuación,  hasta conseguir aunar posiciones, esa actitud es la que siempre ha honrado al PSOE y la que nunca jamás debemos de volver a olvidar  ¡Jamás!

Aquí hay dos partes implicadas, cada cual con sus razones, unas, seguramente, más acertadas que otras, que se podían, se debían haber defendido con honestidad, sin subterfugios ni jugarretas.  Y lamentablemente de eso ha habido en ambas partes, también habría que sufrir de un extremado despiste para, a estas alturas, no haberlo percibido.

La situación era insostenible, con una Ejecutiva mandatada por el Comité a votar no a la investidura, sin querer llegar a unas terceras elecciones por la posibilidad de tener un batacazo épico y sin posibilidad real de poder llegar a acuerdos para hacer un gobierno alternativo, era un tremendo callejón sin salida. Aquí es donde llegamos al nudo gordiano ¿para que esta el comité? para decidir los pasos a seguir cuando hay una situación irresoluble, pero cuando las posturas son encontradas y las defensas numantinas el nudo jamás se deshará utilizando formulas imaginativas, se cortará con una espada como corresponde a todo nudo gordiano, y por desgracia aquí se llegó a esa traumática solución, hiriendo de gravedad al tejido de nuestro partido.

El sábado se infirió, infirieron Tirios y Troyanos, una terrible herida punzante en el corazón del socialismo, cual corral de gallinas, en Ferraz, se formó un galimatías emitido en directo por todos los medios informativos y al que asistimos los militantes entre incrédulos e impotentes, un lamentable espectáculo de dirigentes sin altitud de miras, mediocres, ordinarios, empecinados y encastillados en sus posturas, mirando sus ombligos, impidiendo que un árbol les dejara ver el bosque.  Señores y señoras siempre se podía haber presentado una moción de censura, siempre se podía haber votado en el comité, pero claro, allí nadie sabía con las fuerzas que contaba y como buenos trileros, los unos y los otros, andaban midiendo sus fuerzas, a ver dónde estaba la bolita ganadora. Si fea fue la jugada de las dimisiones, más fea aun fue la jugada del intento de voto sin ningún tipo de garantías, y es que entre pillos andaba el juego, que allí no había un inocente para un remedio.

Si se analiza la situación con frialdad, con visión política, ver como el Secretario General maniobraba para gobernar negociando con Podemos y los partidos independentista, algo expresamente prohibido por el Comité, a la vez que iba perdiendo una elección tras otras, era natural que quienes quieren un país federal y un PSOE fuerte  intentaran evitar a toda costa este tipo de compromisos cuyo costo sería demasiado alto. 

Pues bien, el resultado final es que el PSOE se ha abierto en canal, y como ahora se ha puesto de moda decir, hay que coserlo, yo prefiero decir suturarlo como corresponde a las heridas sangrantes, hacer lo que siempre hemos hecho, cerrar filas con el órgano que ahora dirige los trabajos del partido. Hay que ser prácticos y si desde una óptica no lo vemos claro porque vamos a un descalabro quijotesco,  mirarlo desde otra que nos permita recuperar el resuello. El corazón puede pedir que no se colabore por pasiva con el PP para dejarlo gobernar, la razón quizás dicte algo muy distinto, dejarlos mandar y hacer una oposición tan dura que se les haga imposible hacer nada, derribar desde enfrente cualquier iniciativa, abolir leyes y anular decretos, una oposición en suma que demuestre a la ciudadanía de este país que el PSOE es el partido que siempre debió ser.

Ahora toca suturar con cuidado, con el esmero de la cirugía plástica, evitar que quede un costurón grosero y feo, conseguir que sea una cicatriz tan leve que nunca se note la zona herida, y eso solo lo vamos a lograr cediendo unos y otros, por el bien del país primero, y por el bien del PSOE después.

Con que andando, a arrimar el hombro y a trabajar fino, que nadie consiga acabar con un partido grande con 137 años de existencia que ha dado un gran servicio, y que tiene la obligación de continuar dándolo, a este país.


Como dijo Pablo Iglesias Posse  “La formula salvadora es la libertad y la justicia. No hay otra”

sábado, 1 de octubre de 2016

METER CON CALZADOR Y SACAR A EMPUJONES


Llevo unos días con la boca abierta y la cabeza hecha un remolino de ideas, voy de la incredulidad al cabreo pasando por una inmensa lista de estados intermedios. Por eso, y antes de que haya un desenlace, quiero hacer mi análisis de la lamentable situación por la que atraviesa mi partido,  en estos momentos PARTIDO POR LA MITAD.

Haciendo memoria, tampoco hay que irse muy atrás, se me vienen a la cabeza las primarias donde salió elegido Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, y recuerdo que nadie sabía quién era Sánchez, salvo los madrileños y los miembros de su familia. La campaña institucional para votar a este hombre fue intensa, así que todos los militantes “obedientes” lo votaron y salió, como estaba diseñado y previsto. Yo no lo voté, por coherencia y porque mi candidato era Pérez Tapias, candidato al que consideré el único socialista real.

Aquella jugada, la de presentar a Sánchez, tenía su razón de ser, despejar Madina de la ecuación ya que este era un hombre con prestigio y predicamento dentro del partido, entonces la idea era poner a un hombre de paja en situación de “interinidad” hasta que los tiempos vinieran bien para aupar a Susana Díaz a la máxima representación en el partido, pero como dice el refrán el hombre (en este caso mujer) propone y Dios dispone, y como acaba de pasar Pedro Sánchez descompone.

A mí no me gustó Sánchez ni la manera en que llegó a la secretaría general, él sabía muy bien como se había elaborado la jugada basada en la traición y la manipulación y era cómplice de ella, poca confianza merece quien así procede. Que conste que no soy ninguna inocente y no estoy ajena a que en las grandes organizaciones, ya sean políticas, sindicales o mercantiles se funciona mucho con estas poco limpias premisas, lobbys, grupos de presión, conveniencias temporales y todo este tipo de porquerías útiles.

El caso es que (entiéndaseme la expresión hecha) el “tonto útil” salió listillo y no se adaptó a las exigencias de los que le habían “colocado” en el birlocho. Empezó  a actuar por libre, él quería a toda costa tocar pelo, como dicen en el mundo taurino, quería ser presidente y a ello dedico todos sus afanes y desvelos. Desde intentarlo, aprovechando la estulticia de Rajoy, hasta bloquear la posibilidad de gobierno del PP, bajo el lema #NOesNO ha batallado contra viento y marea, y que conste que viento y marea no somos los militantes, que en este caso SÍ ESTAMOS DE ACUERDO CON ESTA POSTURA, estos elementos meteorológicos son los barones y baronesa, los antiguos dirigentes (hoy jarrones chinos, de tiendas de chinos, ninguno de la dinastía Ming) y toda suerte de advenedizos pegados al costillar susanista, a mayor gloria de ella y mejor beneficio de ellos.

Han elaborado una jugada irrisoria, digna de alguna ignota agrupación de juventudes socialistas o de algún ayuntamiento de pedanía, dejar al líder casi solo y evacuarlo por la vía rápida del sillón. Pero resulta que aquí estamos hablando de alta política y que los que manejan los cotarros son muy duchos en la interpretación de los estatutos, no ha resultado tan fácil dar el golpe y la patada en el culo, la actual ejecutiva ha pegado el culo al sillón y no hay manera de meter el pie para dar la patada.

Lamentable espectáculo, quítate tú para ponerme yo, vete a la mierda que no me quito.

En verdad la razón, estatutos en mano, está de parte de la actual ejecutiva, pero lo que procedería, de ser sensatos y querer al socialismo, es irse todos y dejar a quien de verdad sea socialista y luche por los ideales que nos dejó Pablo Iglesias Posse que dijo una vez sobre España y yo lo traslado al partido “No contribuyamos a convertir esta sociedad, inarmónica ya por antagonismo de intereses, en una sangrienta lucha de fieras”

A Pedro Sánchez nos lo metieron con calzador y lo quieren evacuar a empujones ¿Para dejar gobernar al PP?

LAMENTABLE. Hoy por hoy yo también digo que #NOesNO