jueves, 17 de julio de 2014

Y TEMBLARON LOS CIMIENTOS




Cuando en las elecciones europeas muchos ciudadanos decidimos dar nuestro voto a PODEMOS, la mayoría de los que conozco, lo hicimos con una única y exclusiva intención, zarandear a los políticos encapsulados en su burbuja irreal, tan distinta y distante del mundo y los problemas cotidianos del común de los mortales.

Con esta decisión conseguimos lo propuesto, porque en efecto, las reacciones no se hicieron esperar ni 24 horas, cada partido lo hizo a su manera, todos y cada uno algo han hecho, pero en lo que si se han puesto de acuerdo es en que todos en bloque han criticado, calumniado, injuriado y demonizado a PODEMOS  y a su encoletado líder.

Realmente las propuestas de PODEMOS son utópicas, y por ello enormemente atractivas para una población desilusionada, cuando no desesperada, por la indeseada situación que todos, de una u otra manera, estamos padeciendo. Pero la Utopía nunca fue mala, al contrario, es un acicate para luchar e ir consiguiendo acercarnos cada vez más a esa situación ideal para el conjunto de la sociedad.

De que la aparición de PODEMOS ha constituido un revulsivo de lo más eficaz dan fe los ataques indiscriminados de izquierdas, derechas y centros varios, acusándolos de terroristas, advenedizos, producto basura, adjuntos a dictadorzuelos y una buena ristra de improperios a cual más lindo. Con estas actitudes lo único que hacen es reforzar la fe del ciudadano en estos señores que tal pánico han provocado en lo que ellos llaman “casta política”, precisamente aquellos representantes desligados de nuestra cruda realidad y que han conseguido con sus políticas descarnadas la desafección de la sufrida e impotente ciudadanía, la misma que se ha hartado de gritar desde el 15M ¡QUE NO NOS REPRESENTAN!, a la misma que han hecho oídos sordos, a la misma que no han tenido más remedio que oír por la vía dolorosa, a base de votos perdidos.

PP ha adoptado la más absurda de las posturas, demonizar a PODEMOS, les falta como en tiempos pretéritos hicieron sus ancestros, adornarlos de rabo y tridente, pero ya irán llegando a esa imagen. Mientras tanto siguen mintiendo respecto a la situación del país, dando una imagen triunfalista y de una más que dudosa recuperación económica.

IU anda liada en reorganizarse y potenciar a su ala izquierda y más utópica.

Los nacionalistas estan ahí observando la deriva del neonato, a ver por donde se decanta, si a favor o en contra de sus postulados independentistas.

Y el PSOE ha reaccionado democratizándose, de alguna manera, internamente. El hecho de convocar primarias ya es un gran logro, aunque para mi gusto las federaciones deberían de haber sido más asépticas con los candidatos.  Personalmente me hubiera gustado que ganase las primarias Pérez Tapias, las ha ganado Pedro Sánchez y las ha perdido Madina. En cuanto sea refrendado por el congreso, Sánchez será el Secretario General del partido, el de todos los socialistas. Lo bueno de este proceso es que la ninguneada corriente interna, desde hace una década, Izquierda Socialista tendrá que ser tenida en cuenta desde este momento, y tengo la esperanza de que su presencia se note en las políticas futuras de nuestro partido.

De que las primarias no hayan sido un somero lavado de cara depende que el PSOE recupere la credibilidad perdida y gane unas elecciones en donde cumpliendo lo prometido derogue las injustas leyes aprobadas en esta negra legislatura.

Aunque ya el recién estrenado  líder anda medio zafándose del compromiso de las primarias abiertas, hay que darle un margen de confianza y dejarlo hacer, a ver por donde rompe.


Atentos estamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada