sábado, 1 de octubre de 2016

METER CON CALZADOR Y SACAR A EMPUJONES


Llevo unos días con la boca abierta y la cabeza hecha un remolino de ideas, voy de la incredulidad al cabreo pasando por una inmensa lista de estados intermedios. Por eso, y antes de que haya un desenlace, quiero hacer mi análisis de la lamentable situación por la que atraviesa mi partido,  en estos momentos PARTIDO POR LA MITAD.

Haciendo memoria, tampoco hay que irse muy atrás, se me vienen a la cabeza las primarias donde salió elegido Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, y recuerdo que nadie sabía quién era Sánchez, salvo los madrileños y los miembros de su familia. La campaña institucional para votar a este hombre fue intensa, así que todos los militantes “obedientes” lo votaron y salió, como estaba diseñado y previsto. Yo no lo voté, por coherencia y porque mi candidato era Pérez Tapias, candidato al que consideré el único socialista real.

Aquella jugada, la de presentar a Sánchez, tenía su razón de ser, despejar Madina de la ecuación ya que este era un hombre con prestigio y predicamento dentro del partido, entonces la idea era poner a un hombre de paja en situación de “interinidad” hasta que los tiempos vinieran bien para aupar a Susana Díaz a la máxima representación en el partido, pero como dice el refrán el hombre (en este caso mujer) propone y Dios dispone, y como acaba de pasar Pedro Sánchez descompone.

A mí no me gustó Sánchez ni la manera en que llegó a la secretaría general, él sabía muy bien como se había elaborado la jugada basada en la traición y la manipulación y era cómplice de ella, poca confianza merece quien así procede. Que conste que no soy ninguna inocente y no estoy ajena a que en las grandes organizaciones, ya sean políticas, sindicales o mercantiles se funciona mucho con estas poco limpias premisas, lobbys, grupos de presión, conveniencias temporales y todo este tipo de porquerías útiles.

El caso es que (entiéndaseme la expresión hecha) el “tonto útil” salió listillo y no se adaptó a las exigencias de los que le habían “colocado” en el birlocho. Empezó  a actuar por libre, él quería a toda costa tocar pelo, como dicen en el mundo taurino, quería ser presidente y a ello dedico todos sus afanes y desvelos. Desde intentarlo, aprovechando la estulticia de Rajoy, hasta bloquear la posibilidad de gobierno del PP, bajo el lema #NOesNO ha batallado contra viento y marea, y que conste que viento y marea no somos los militantes, que en este caso SÍ ESTAMOS DE ACUERDO CON ESTA POSTURA, estos elementos meteorológicos son los barones y baronesa, los antiguos dirigentes (hoy jarrones chinos, de tiendas de chinos, ninguno de la dinastía Ming) y toda suerte de advenedizos pegados al costillar susanista, a mayor gloria de ella y mejor beneficio de ellos.

Han elaborado una jugada irrisoria, digna de alguna ignota agrupación de juventudes socialistas o de algún ayuntamiento de pedanía, dejar al líder casi solo y evacuarlo por la vía rápida del sillón. Pero resulta que aquí estamos hablando de alta política y que los que manejan los cotarros son muy duchos en la interpretación de los estatutos, no ha resultado tan fácil dar el golpe y la patada en el culo, la actual ejecutiva ha pegado el culo al sillón y no hay manera de meter el pie para dar la patada.

Lamentable espectáculo, quítate tú para ponerme yo, vete a la mierda que no me quito.

En verdad la razón, estatutos en mano, está de parte de la actual ejecutiva, pero lo que procedería, de ser sensatos y querer al socialismo, es irse todos y dejar a quien de verdad sea socialista y luche por los ideales que nos dejó Pablo Iglesias Posse que dijo una vez sobre España y yo lo traslado al partido “No contribuyamos a convertir esta sociedad, inarmónica ya por antagonismo de intereses, en una sangrienta lucha de fieras”

A Pedro Sánchez nos lo metieron con calzador y lo quieren evacuar a empujones ¿Para dejar gobernar al PP?

LAMENTABLE. Hoy por hoy yo también digo que #NOesNO

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias Manolo, viniendo de un socialista autentico es mas de agradecer aún.

      Eliminar